Extracción de piedra o castración nenúfar de la lujuria


Jacques Lacan en la versión del Estadio del espejo... de 1949, publicada en los Escritos 1, lee las pinturas del Bosco:  "Este cuerpo fragmentado, término que he hecho también aceptar en nuestro sistema de referencias teóricas, se muestra regularmente en los sueños, cuando la moción del análisis toca cierto nivel de desintegración agresiva del individuo. Aparece entonces bajo la forma de miembros desunidos y de esos órganos figurados en exoscopia, que adquieren alas y armas para las persecuciones intestinas, los cuales fijó para siempre por la pintura el visionario Jerónimo Bosco, en su ascensión durante el siglo decimoquinto al cenit imaginario del hombre moderno. Pero esa forma se muestra tangible en el plano orgánico mismo, en las líneas de fragilización que definen la anatomía fantasiosa, manifiesta en los síntomas de escisión esquizoide o de espasmo, de la histeria...". Nos queda, entre otros, un interrogante ¿Qué trata de señalar Lacan al indicar que la pintura visionaria de Jerónimo Bosco estaría "en su ascensión durante el siglo decimoquinto al cenit imaginario del hombre moderno"?
Luego, Jacques Lacan, en sus Escritos 1, en artículo de La agresividad en psicoanálisis vuelve sobre la obra del Bosco: " Hay que hojear un álbum que reproduzca el conjunto y los detalles de la obra de Jerónimo Bosco para reconocer en ellos el atlas de todas esas imágenes agresivas que atormentan a los hombres. La prevalencia entre ellos descubierta por el análisis, de las imágenes de una autoscopia primitivas de los  órganos orales y derivados de la cloaca ha engendrado aquí las formas de los demonios. Hasta la misma ojiva de las angustias del nacimiento se encuentra en la puerta de los abismos hacia los que empujan a los condenados, y hasta la estructura narcisista puede evocarse en esas esferas de vidrio en las que atan cautivos los copartícipes agotados del jardín de las delicias."

Ahora aparece un detalle ya no se trata de la extracción de la piedra de la locura, operación que en el cuadro se presenta como siendo un estaba, el médico del embudo llevan en su ropa la piedra que luego tratará de mostrar como habiendo sido extraída; su operación extrae un nenúfar -según esta versión; o un tulipán -según otra versión fílmica de la misma curadora de arte. De todas formas queda claro un componente interesante se trataría de la castración de la lujuria, solo que así se revela que esa castración es una "operación" del orden de un estafa. La lujuria no sucumbe ante esa castración. Añadimos, si se tratase de un tulipán , la estafa que muestra la imagen del espejo que está en el centro del cuadro,no es ajena a la aparición de los tráficos bancarios que el capitalismo requiere para instalarse y al mismo tiempo el comercio del tulipán generó la primer burbuja financiera del sistema capitalista. Es decir, las extracciones de la lujuria son quizás en aquellos momentos y en los actuales afectos que el capitalismo trata de descodificar y re codificar,  tragarlo y convertir, esos afecto lujurioso en un plusvalor, aún no lo ha logrado.

            

Comentarios

Lo más visto

Jacques Lacan: "Jamás hable de formación analítica...no hay formación..." 3/11/1973

Jean Allouch : Dos analíticas del sexo

Felix Guattari: Vértigo de la inmanencia

visitantes al momento