Neil Harbisson cyborg, escucha los colores

 Neil Harbisson es un cyborg reconocido en el año 2004 como tal, se trata de un cambio de cuerpo,  cambio la forma y las cualidades del cuerpo ¿Cómo se artícula esa cuestión con el análisis de Freud y de Lacan?

La película La chica danesa (The Danish Girl basada en el libro: The Danish Girl de David Ebershoff) muestra una cuestión del cuerpo cercana al movimiento que Freud sostenía en Viena. En 1931, Einar se somete a una polémica operación para cambiarse de sexo y convertirse en mujer. Lili Elbe se desprendió del disfraz de Einar, el pintor. Su Revista de Sexología (Zeitschrift für Sexualwissenschaft), allí había colaboraciones de  Sigmund Freud quien a su vez en Los tres ensayos de teoría sexual” –una teoría sexualizada- en su primera página cita esa publicación y menciona a Hirschfeld como uno de los apoyos que evitaría que la censura no cayera sobre los ensayos sexuales. El cirujano fue Magnus Hirschfeld (1868 – 1935) médico, sexólogo judío alemán,  defensor del derecho al aborto y activista defensor de los derechos de los homosexuales.

Neil Harbisson fue reconocido por el gobierno británico (2004) como Cyborg al otorgarle un pasaporte en el que aparece con su prótesis: Una antena conectada a un chip en su cerebro le permite superar una discapacidad de nacimiento (podía ver en blanco y negro), a partir del implante: puede escuchar los colores. La prótesis ya no opera como la sustitución de otra cosa, le brinda una ampliación de posibilidades de vida o de vidas. No es una metáfora. Este ciudadano vive una de las condiciones del concepto cyborg presentado por Donna Haraway. Este caso abre el camino para cambiar la forma de la humanidad, en uno de sus puntos y dar lugar al cyborg. 


                       

Comentarios

Lo más visto

Jacques Lacan: "Jamás hable de formación analítica...no hay formación..." 3/11/1973

Jean Allouch : Dos analíticas del sexo

Felix Guattari: Vértigo de la inmanencia