Hablar/leer/escribir como "Dios manda", su barbarie forclusiva


Hablar/leer/escribir como "Dios manda", su barbarie forclusiva*
*Alberto Sladogna

Los hechos discursivos producidos en México por un funcionario electoral, el Dr. Lorenzo Córdova, y de Rigoberta Menchu premio nobel de la paz, cuando ambos se dirigierón a los padres de Ayotzinapa - 43 estudiantes desaparecidos desde el 26/27/09/2014-  el primero se burlo de sus formas de hablar y la segunda "solicitándoles", " exigiéndoles" contar la "verdad de lo que ocurrió" o ¡"de lo que hacían sus hijos"! Cada uno de estos episodios fueron grabados, hechos públicos en las redes sociales. Ante el cariz excluyente, racista de los mismos se ha pretendido disminuir su alcance atribuyéndolo solo a las acciones de los poderosos o de quienes tienen "relaciones económicas" con los poderosos o de aquellos que "no tienen conocimiento de lo que ocurre en México" Paradoja ¿Quién puede atribuirse que siendo, ella o el, mexicano tiene EL conocimiento de lo que ocurre en un país que padece los efectos de la desinformación? Padecimiento compartido desde los EEUU hasta Tierra del Fuego.

El racismo, la exclusión y la barbarie de Lorenzo Córdova y de Rigoberta Menchu al presentarse como siendo propietaria de una verdad son actos del lenguaje compartido. Si, es algo que cada quien, al margen de nuestras voluntades, tenemos dentro de nuestras subjetividades: el otro, el semejante que no es de mi colonia es un bárbaro, así hablaban los romanos de los pueblos que vivían fuera de Roma, debido a eso los esclavizaban: así hablaban los mayas de los nahuas; así decían los nahuas de los purepechas; así decían los quechuas frente a los chancas por eso formaron el imperio Inca; así decían los franceses de los españoles; así decía Hegel de  que América Latina no tiene lugar en la historia ni en la filosofía son bárbaros.


Freud durante la supervisión de un caso indicó a Edoardo Weiss (psicoanalista italiano, residente en Trieste, Italia) que a  ese paciente con sus canalladas  solo correspondía un tratamiento: subirlo a un barco y enviarlo a América. 

Jacques Lacan añadió al final de su tesis un texto que contiene párrafos "mal escritos", es el testimonio de lo que él llamó :Escritosinspirados’: Esquizografía, el artículo lo firmó junto con  J. Lévy—Valenti y Pierre Migault— publicado originalmente en 1931 en Annales Médico-Psychologiques -  fue  vuelto a editar en 1975, a pesar de la oposición de Lacan, año en que se re-edito su tesis para alcanzar el título de psiquiatra: De la psicosis paranoica en sus relaciones con la personalidad. El trió de autores no dejan de mostrar, en ese tiempo de psiquiatras, las dificultades de la escritura como siendo un síntoma de sus padecimientos subjetivos. La psicopatología es otra forma de exclusión de quienes atentan contra la normalidad. Los autores formulan que esa inspiración se encuentra en el  límite de lo que consideran una “verdadera arte poética . Jaime Goldchain, cuando era miembro de la elp, realizó , de acuerdo a la información que recabé, el primer pasaje de ese texto al castellano, pasaje de lenguas que fue rechazado o ninguneado por el director de una editorial castellana de la elp ¿Por qué causas? La escritura castellana, se dijo, no transmitía nada. Quizás ese criterio normativo participó de un criterio similar a la editorial Siglo XXI Editores, de México, que suprimió los  Escritos ‘inspirados’: Esquizografía  de la edición castellana de la tesis de Lacan  De la psicosis paranoica en sus relaciones con la personalidad. Lacan en el seminario oral que corresponde a 1975 aceptó su error pues reconoció que la paranoia es parte de la normalidad personal, de cada uno, obvio incluido él.

La descalificación sostenida en la existencia de una sola forma de hablar bien o de leer bien o  de escribir bien se produce no sólo en el análisis también afectó y afecta el campo del arte, basta con investigar la suerte corrida por los escritos de  James Joyce, Ulises calificado de texto "esquizofrénico" (Jung), textos que fueron eliminados de instituciones de enseñanza del mundo inglés, también en escuelas del mundo castellano.

Recordemos lo ocurrido con la novela Aura de Carlos Fuentes censurado por tener un lenguaje "burdo y soez"; la persecución, la censura contra el texto de Gabriel García Márquez, Memorias de mis putas tristes. A partir de una temática delicada, sensible como es la pedofilia, en varios países se han descubierto dificultades para reeditar la novela de Vladimir Nabokov, Lolita  que debió enfrentar en su edición de 1955 el mundo de la censura anglosajona de los EEUU. 

La exclusión fomentada en silencio por el lenguaje normativizado de las gramáticas y las sintaxis están adentro y están afuera de cada análisis: lo de afuera está dentro, lo de adentro está afuera. Sus efectos son semejantes.

Es importante subrayar que el imperativo de hablar/leer/escribir bien , resumida en la expresión Como Dios manda se aplica a cualquier sujeto sin que haya solicitado ayuda para encarar lo que considera una dificultad que le produce sufrimiento o exclusión o inconvenientes para aquello que pretender transmitir. Esa es una función del orden simbólico, normalizar el habla, la lectura y la escritura. Se trata de una función represiva, protectora del orden establecido, impuesta a partir de dar el "bien" o de hacer " un bien" a quién se le aplica "Te excluyo por tu bien". Esa función está en nuestra vida subjetiva a través del lenguaje normal, es una función silenciosa que ejercemos al margen de nuestras voluntades.

¿Cómo se produce eso que nos habita sin exclusiones?

ESCRIBIR Y LEER "CÓMO DIOS MANDA" EL LENGUAJE NORMATIVO: SU BARBARIE FORCLUSIVA

El arte de hablar y de escribir es una forma de estar junto con otros, queda claro que compartir cierta claridad del habla y de la escritura permite, en ocasiones, transmitir algo, esa es la tesis. La antítesis es que en la vida cotidiana, en la vida de la literatura, en la vida del espectáculo político, en el periodismo de la radio y la televisión, se encuentran numerosos casos de hablar y escribir claro solo transmiten nada.

En el territorio de las letras, de la pintura, de las artes se han producido obras  que en sus inicios solo recibieron el rechazo pues eran "barbaries que pretendían ser arte nuevo". En una experiencia de análisis, en ocasiones, el analista interviene indicando al analizante que las reglas del hablar/leer/escribir bien tienen peso y que en ocasiones corresponde negociar con ellas ¡¿para qué?! Para aquello que  ese analizante quiere o necesita hacer sea posible, es decir, para que ese analizante realice la cuota de poder hacer algo que tiene a su alcance.

Reitero, la cuestión comienza cuando una persona sin que haya solicitado ayuda para mejorar su habla o su forma de escribir, o sea, sin solicitar ayuda recibe un tache , una reprimenda, una crítica pues no habla bien o no escribe bien. El tache, la reprimenda se le impone para colmo a nombre de hacerle el bien y  para que reciba, a pesar de no haberlo solicitado, los beneficios de hablar y/o escribir bien.

Enfrentamos una función despersonalizada -no es tal o cual persona que lo hace-esa función impersonal la despliega la maquina del orden simbólico vigente, es decir, para que la cosa marche, hay que marchar en orden y bajo la orden del simbólico sino "serás forcluido" pues... "no se te entiende" (Cfr: Jacques Lacan seminario oral, 1955/1956, Las psicosis en las estructuras freudianas) . Martin Gardner, maestro invisible  de Jacques Lacan en topologia, hizo una clara denuncia de ese orden simbólico normativo en su texto El universo ambidiestro (Labor, 1993). 
La gramática es una función del poder normativo que se inicia en la escuela. Forcluir es una operación del lenguaje: cuando un elemento es rechazado del sistema "normal" queda forcluido, ya no pertenece a la sociedad de la razón. En medicamentos y productos alimenticios se lee una nota "vencimiento tal fecha", llegada la misma esos productos son declarados "caducos" (forcluidos), no sirven, son basura a descartar.

De la disciplina al control


Deleuze desplegando a Foucault dejó una imagen de la actuales máquinas de producir vida subjetiva: "Todos los centros de encierro atraviesan una crisis generalizada: cárcel, hospital, fábrica, escuela, familia [...] Los ministros competentes anuncian constantemente las supuestamente necesarias reformas. Reformar la escuela, reformar la industria, reformar el hospital, el ejército, la cárcel; pero todos saben que, a un plazo más o menos largo, estas instituciones están acabadas. Solamente se pretende gestionar su agonía y mantener a la gente ocupada mientras se instalan esas nuevas fuerzas que ya están llamando a nuestras puertas. Se trata de las sociedades de control, que están sustituyendo a las disciplinarias."


Deleuze señaló el pasaje de una forma a otra, entre ellas se abre un intersticio: en las culturas de América Latina hay disciplina con control y control con disciplina. Se ejercen mediante una fuerza -definición mínima del poder- del lenguaje normativo, ese lenguaje simbólico ejerce la disciplina y el control, en sus intersticios, en sus pliegues -escribir o hablar "mal"- localizan una forma del poder -la fuerza- de las diversas resistencias. Las resistencias ya no son solo "resistencias al análisis" como lo señaló Sigmund Freud,  las resistencias son fuerzas del deseo que se resisten a la forclusión ejercida la barbarie normalizadora del "bien decir".

Cualquier posición de resistencia contra la opresión, por muy local, minúscula , ridícula que sea, termina por cuestionar el conjunto del sistema normativo,  inaugura  puntos de fuga que posibilitan renovar, inventar, generar términos y retóricas nuevas. Cada una de ellas durante un tiempo transversal -tiempo abducido- se mantienen alejadas de la normalidad.

Aquí  muestro un anuncio , un "flayer"  pleno de cuestiones:

Dejo algunos interrogantes a partir de una premisa: cuando alguien no busca ayuda para cambiar su forma de hablar o su forma de escribir cualquier intervención es un ejercicio de poder a nombre de la norma que forcluye a quien no acepta - por X o Y razón- la norma. La norma forcluye.

Cada una de las palabras del anuncio al ser escritas o empleadas de "mala manera o forma" ¿Dejan de transmitir algo debido a eso?;

El anuncio indica que algunas de esas palabras "no existen" entonces ¿Cómo es que el autor logró escribirlas?;

Cuando se leen el conjunto de términos escritos en el anuncio ¿Qué ocurre con las palabras "mal" escritas? ¿Qué signos aparecen?

Los significantes que son transportados por cada uno de esos signos ¿Qué hacen aparecer en el análisis?

La composición y redacción del flayer ¿Qué elementos teóricos y de la practica del análisis permiten cuestionar, interrogar o mutar? Quizás están allí diversos nudos netafóricos.

Comentarios

Lo más visto

Jacques Lacan: "Jamás hable de formación analítica...no hay formación..." 3/11/1973

Jean Allouch : Dos analíticas del sexo

Felix Guattari: Vértigo de la inmanencia