Adrián Paenza:Martin Gardner 1.0,presentación de A.Sladogna


Presentación:
Lacan gusto del determinismo simbólico, en ese pecado llevó su penitencia: quedo demasiado ligado -si con demasiada relación-con un sistema simbólico, en particular aquel que estaba orientado por la lingüística normativa o standard de Ferdinand de Saussure. Esa lingüística se protege del cotorreo o del chamuyo cotidiano de la lengua, lo cual deja ver que la lengua no es la lingüística. La lingüística es una ciencia de la cual se obtiene u buen delirio; la lengua es el delirio del que no se espera una ciencia sino una posibilidad de vivir de otra manera. Esos gustos de Lacan lo llevaron a interesarse por el tema de lanzar una  moneda y determinar el real de su cara y cruz ¿puede un real estar determinado por una polaridad dual? Recordemos que cuando la moneda cae parada no suele ser tomada en cuenta la tripolaridad en juego.
Sigamos ese juego con Adrián Paenza y desde allí veremos qué hacer con la moneda, en particular aquella que no está ni adentro ni afuera -y por eso cuestiona la matriz de "me cayó el veinte"-, ni afuera ni adentro deja lugar a que el veinte que faltaba se cayó, opera de forma silenciosa.


Adrián Paenza, Lanzar las monedas
Martin Gardner fue uno de los más prolíficos proveedores de ideas sobre matemática recreativa. Tengo la tentación de decir que fue “el más” prolífico de todos, pero en todo caso eso forma parte de la deformación que tenemos todos los humanos de encontrar siempre “el más” de todo: el que salta más alto, el que corre más rápido, el que llega más veces primero, el que más se destaca, el que más escribió, el que más rindió, etc., etc., etc.
De todas formas, mientras algunas cosas son opinables (el que “más” gustó, el que “más” convenció, el que “más” impresionó, etc.) hay otras que son “medibles”. Por ejemplo, se podría hacer una lista de todas las publicaciones de todos los autores que escribieron artículos sobre matemática creativa, contar y detectar cuál fue el que “más” contribuyó y se resuelve la cuestión. De la misma forma que quien salta más alto es fácilmente detectable tanto como el que corre más rápido, etc., etc.. ¿Por qué tendremos los humanos entonces esa necesidad?
Naturalmente, se abre otra discusión: un autor pudo haber escrito en forma muy prolífica y su obra no dejar ninguna huella. Y otros, escribir muy poco y, sin embargo, haber cambiado la historia de la humanidad; Einstein es un buen ejemplo. Escribió muy poco, publicó menos, pero no hay artículo más citado dentro de la física que su Teoría de la Relatividad. Es decir, la cantidad no garantiza calidad, ni mucho menos.
Luego de esta irrelevante digresión, voy a escribir acá –tal como había prometido– uno de los problemas de Martin Gardner. Dice así: Suponga que un amigo y yo nos encontramos en una reunión familiar. Sobre una mesa hay tres monedas. Mi amigo me hace la siguiente propuesta:
“Voy a tirar tres monedas al aire. Si todas salen ‘cara’, te doy diez pesos. Si las tres caen ‘ceca’, también te doy diez pesos. Pero si caen de cualquier otra forma, con cualquier otra combinación de caras y cecas que no sean todas iguales, entonces vos me tenés que dar cinco pesos a mí.”
Supongamos que vamos a tirar al aire las tres monedas varias veces y usted fuera mi asesor en este juego, ¿qué me aconsejaría? ¿Me conviene aceptar la propuesta de mi amigo?
No quiero avanzar mucho más sin darle oportunidad para que usted pueda dedicarle un rato y pensar qué es lo que más me conviene hacer. Yo sigo acá abajo.

Una forma de pensar el problema

Voy a proponer acá un razonamiento y la/lo invito a que le dedique unos minutos para analizar y decidir qué piensa sobre él. No se preocupe si lo que piensa está bien o mal, lo único que interesa es que invierta un mínimo de tiempo para decidir sobre su veracidad.
Uno podría pensar el problema así:
“Al tirar las tres monedas, seguro que dos de ellas tienen que caer del mismo lado (o bien dos caras o bien dos cecas). Esto sucede porque no hay una tercera opción. Por lo tanto, al tirar las tres monedas, seguro que dos repetidas tiene que haber. ¿Qué puede pasar con la tercera?: que sea igual a las otras dos o que sea distinta. Las posibilidades de que sea igual o distinta son iguales: 50 y 50. O lo que es lo mismo, la probabilidad de que salga igual o distinta es 1/2”.
¿Qué piensa usted? ¿Estará bien esa línea argumental?
Si a usted le parece que lo que escribí más arriba es correcto, usted me tiene que asesorar que acepte la apuesta de mi amigo, ya que yo tengo las mismas posibilidades que él de ganar. Pero además, si yo gano (o sea, si las tres monedas salen del mismo lado), él me tiene que pagar diez pesos, mientras que si gana él, yo le tengo que pagar cinco. O sea, las posibilidades parecen ser las mismas de ganar o de perder, pero cuando yo gano con las monedas, gano el doble de dinero que el que le tengo que pagar a él cada vez que pierdo. Parece un muy buen negocio para mí.
Sin embargo, estoy casi seguro de que usted detecta o intuye que hay algo que no está bien en ese razonamiento. Hay algo que hace ruido. ¿Qué será?

Miremos el problema de otra forma

¿Cuáles son todos los resultados posibles al tirar tres monedas? ¿De cuántas formas pueden salir? Voy a llamar con una letra C a las que salgan cara y con una X a las que salgan ceca. Entonces tenemos estos resultados posibles para las tres monedas:
XXX (tres cecas)
XXC
XCX
XCC
CXX
CXC
CCX
CCC (tres caras)
Como se ve, hay ocho posibles resultados. ¿Qué piensa usted ahora? ¿Me convendrá a mí aceptar la propuesta? Fíjese que de las ocho posibilidades, las únicas dos que me hacen ganar a mí son la primera y la última, cuando salen las tres cecas o las tres caras. A su vez, mi amigo tiene seis posibilidades a favor. Es decir, yo tengo dos sobre ocho posibilidades de ganar (2/8 = 1/4), mientras que él tiene seis sobre ocho maneras de llevarse el dinero (6/8 = 3/4). Es decir, la probabilidad de que él gane es en tres de cada cuatro veces que juguemos, mientras que la probabilidad de que gane yo es de una de cada cuatro veces.
Si jugáramos muchas veces, digamos 20 veces, la probabilidad de que yo gane es de una cuarta parte de las veces (o sea, cinco veces), por lo que él me tendría que pagar 50 pesos (10 pesos por cada triunfo mío). En cambio, la probabilidad de que gane él es de tres cuartas partes de las veces, es decir 15 sobre 20. En esas 15 veces, yo le tendría que pagar 75 pesos (5 pesos por cada una de las 15 veces). Por lo tanto, yo ganaría 50 pesos y él 75.
Si usted es un buen asesor me tendrá que decir: “¡No juegues, no te conviene!”.
El razonamiento original es equivocado, porque no contempla todos los posibles resultados, ya que hay seis formas de que salgan dos iguales y una distinta y solamente dos de que salgan las tres iguales. La probabilidad de que cada uno gane no es 1/2 y 1/2, sino 1/4 para mí y 3/4 para mi amigo.
En la vida cotidiana, en donde estamos expuestos a muchísimos juegos de azar (ruleta, lotería, loto, punto y banca, blackjack, etc., etc.), como el dinero que uno podría ganar es tan descomunal en función de la apuesta, uno tiene la tentación de dejarse seducir y jugar. Sin embargo, con un análisis que ligeramente mire por debajo de la superficie, uno debería decidir por única vez y para toda la vida: “No hay manera de ganar, ¡la banca gana siempre!”.

Comentarios

  1. Great post! Thanks for sharing!

    Máy đưa võng hay vong dua em be hay may dua vong tu dong giúp bé ngủ ngon mà vong dua tu dong cho em be không tốn sức ru võng. Võng tự động hay gia may dua vong tu dong chắc chắn, gọn gàng, dễ tháo xếp, dễ di chuyển và may dua vong dễ dàng bảo quản.
    Chia sẻ các bạn giải mã giấc mơ thấy cắt tóc hay bà bầu có được cạo gió không hay bà bầu có nên ăn thịt chó hay trứng ngỗng cho bà bầu hay giải mã giấc mơ thấy người chết hay cách chống nắng bằng trà xanh hay Collagen trị mụn được không hay chữa mất ngủ bằng gừng đơn giản, bí quyết làm trắng da bằng cà phê và dầu dừa hay giảm cân nhanh bằng gạo lứt hq hay mẹo giúp tăng cường trí nhớ hiệu quả, những thực phẩm giúp cải thiện trí nhớ hiệu quả, hay bệnh viêm khớp không nên ăn gì hay mẹo giúp giảm độ cận thị cho bạn, bí quyết chống nắng với cà chua cực hiệu quả, cách giúp bé ngủ ngon giấcthực phẩm giúp bé ngủ ngon mẹ nên biết, chia sẻ cách làm trắng da toàn thân bằng thực phẩm, những món ăn chữa bệnh mất ngủ hiệu quả.
    Những thực phẩm tốt cho da tại http://thucphamtotchoda.blogspot.com/
    Chăm sóc da mặt ở http://chamsocdamato.blogspot.com/
    Cách chăm sóc da mặt bằng http://cachchamsocdamatbang.blogspot.com/
    Dạy trẻ sơ sinh tại http://daytresosinh.blogspot.com/
    Bí quyết giảm cân hay tại http://biquyetgiamcanhay.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto

Jacques Lacan: "Jamás hable de formación analítica...no hay formación..." 3/11/1973

Jean Allouch : Dos analíticas del sexo

Felix Guattari: Vértigo de la inmanencia