sábado, 27 de agosto de 2016

Notas,cuestión ¿testimonio subversivo?¿...? @sladogna




(Luis A. Quijano (h) muestra la posición de algun@s secuestrados en el de campo)

Jacques Lacan en curso de su seminario oral de 1969/1970 lanzo una proposición atrevida:
"Acá podría dejarlos hoy. Lo que queda claro es que simplemente con ver como articula Freud este mito fundamental, que es verdaderamente abusivo colocar bajo la misma llave que Edipo - ¿qué carajo en nombre de Dios, viene al caso decirlo, tiene que ver Moisés con Edipo y el padre de la horda primitiva?- seguramente debe haber ahí adentro algo atinente al contenido manifiesto y al contenido latente, para decirlo todo y concluir por hoy, les diré que lo que nos proponemos es el análisis del "Complejo de Edipo" como si fuera un sueño de Freud.

¿Cómo es que un hijo hace un acto subversivo contra su padre? No queda claro cómo fue, de todas formas Luis Alberto Quijano (h) hizo un testimonio contra su padre ¿En qué clase de juicio? El represor Luis Alberto Cayetano Quijano, apodado "El Ángel", murió el sábado 2 de mayo del año 2015, en una casa donde cumplía prisión preventiva, "El Ángel", estaba siendo juzgado por 158 privaciones ilegítimas de la libertad agravadas, 154 imposiciones de tormentos agravados, 98 homicidios calificados, 5 imposiciones de tormentos seguidas de muerte y la sustracción de un menor de 10 años durante la represión ilegal desplegada por la dictadura cívico-militar-religiosa (24/03/1976 hasta el 10/12/1983) en Córdoba, Argentina, en particular en un campo de concentración clandestino llamado "La Perla".Se trata del megajuicio La Perla que el jueves de la semana pasada llego a su veredicto final.




(Local del campo de concentración clandestino "La perla")

                               

¿Quién era el militar Luis Alberto Cayetano Quijano? El represor Luis Alberto Cayetano Quijano fue oficial de Gendarmería, especializado en el área de Inteligencia, se desempeñó dentro del centro clandestino de La Perla, murió sin recibir condena por los delitos que cometió. Quijano se encontraba imputado en el mega-juicio por crímenes de lesa humanidad que se cometieron en Córdoba, Argentina, tales como imposición de tormentos agravados, privación ilegítima de la libertad y homicidios calificados.

El genocida desde el 24 de marzo de 1976 hasta 1978 fue uno de los "jefes” del campo de concentración más importante que funcionó en el interior de la Argentina, cumplió "funciones" -término delicado- tanto en el Destacamento de Inteligencia Nº 141 como en la denominada y temida "patota” de La Perla. "Patota": grupo paramilitar que ejecutaba las ordenes de secuestro, robo, y asesinato de militantes políticos. El centro clandestino fue bautizado por los militares con el nombre de La universidad. El siguiente vídeo muestra el campo y su modo de funcionar.

Pregunta ¿Cómo se lee al pie de la letra el nombre dado por los militares al campo? "La universidad", se trata solo de una operación cínica, en efecto, se trata de algo de eso, solo que en "La universidad" se generaba mediante tortura y otros medios un "saber" ¿Cómo leer a la letra ese nombre dado por los torturadores? Aquí un vídeo que describe el territorio de ese campo:

El represor Luis Alberto Cayetano Quijano fue comandante de Gendarmería, un ejército de fronteras en Argentina. Este militar como padre llevaba u obligaba a su hijo a "visitar", "recorrer" e incluso "participar de los operativos" que las fuerzas militares realizaban para detener, secuestrar y ejecutar a militantes políticos o a simples sospechosos de ser subversivos. Al pie de la letra: el padre al mismo tiempo como militar secuestraba personas, en esos operativo hacia participar a su hijo como miembro del comando paramilitar. Esto quizás pone bajo interrogación despliegues efectuados en el análisis lacaniano y otros respecto de un tema: la función.

La función no es de orden personal, cuando se la ejerce lo único que contaría sería la función misma, tal sería la situación de la "función del analista" al respecto Guy Le Gaufey insistió sobre la función de "él" en tanto pronombre personal de no persona, una instancia que Lacan desplegó, así se sostendría que la función del analista sería de no-persona (Cfr.: https://es.scribd.com/doc/302459539/Anatomia-de-la-tercera-persona-Guy-Le-Gaufey ).

Luego, Le Gaufey amplió la cuestión del origen matemático de la función en su texto: "El notodo de Lacan. Consistencia lógica, consecuencias clínicas" ( consultar en https://books.google.com.ar ), así se pasaría del terreno lógico-matemático a la formalización de la función del analista.

La experiencia vivida por Luis Alberto Quijano (h) deja ver un componente real: no hay función sin que haya un cuerpo que la sostenga, por consiguiente, esa función esta corporizada, sera corporal aunque no sea "personal". Luis Alberto con ese real hace, a su manera y al mismo tiempo, una operación simbólica, una operación imaginaria, ese nudo está pleno de incógnitas. Un cuerpo real, simbólico e imaginario sostiene cada función ¿Cuáles son las consecuencias para el analista en la cura y para la teoría la aparición de la función corporal que un Quijano(h) muestra?

En el libro "La Perla. Historia y Testimonios de un campo de concentración”, los periodistas Ana Mariani y Alejo Gómez Jacobo cuentan el testimonio de Luis, el hijo de Quijano, quien tras 36 años de permanecer en silencio, en diciembre de 2011 se animó a contar todo lo que su padre lo obligaba a hacer en su adolescencia:

"Yo tenía 15 años. En 1976 y parte de 1977 mi padre me obligó a trabajar en el Destacamento de Inteligencia 141 de Córdoba y me hizo participar de hechos que denuncié ante la Justicia Federal. En cuatro oportunidades me llevó a La Perla, y en otras dos, al Campo de la Ribera. Yo pude ser testigo de las condiciones en las que se encontraban los detenidos y las personas secuestradas en esos lugares”; relató el hijo del represor, quien siente vergüenza.

Alejo Gómez Jacobo decía respecto a la situación vivida en 1976 y 1977:
"Como sea, y más allá de la valentía de las Madres o de algunos testigos ocasionales de fusilamientos, la sociedad cordobesa, igual que el resto del país, estaba paralizada por la maquinaria de terror que el Ejército ejecutó a la perfección" (http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-222931-2013-06-24.html ).

Conviene recordar que la dictadura forjo una subjetividad en la ciudadanía argentina con un programa claro: La Junta Militar hacia e hizo lo que hizo para defender a la Patria, a la Familia y a la Propiedad. La dictadura a su manera logro forjar una forma de subjetividad entre amplios sectores de la ciudadanía que no excluía el estar de acuerdo con eso que se estaba haciendo, allí había un deseo de mano dura contra todas las formas subversivas que , esos sectores consideraban afectaban su tranquilidad. No se trataba solo de una subjetividad gobernada por el miedo y el terror -elementos presentes- a eso se sumaba un deseo de que se aplique la mano dura. Si, durante la dictadura se estableció un deseo de exterminio con todas sus consecuencias.

La actividad de "apropiarse" de los infantes de mujeres que dejaban dar a luz en los campos era una practica eugenésica paternal. Les quitaban los infantes para evitar que sufran el contagio de ideas subversivas contrarias a la familia que los subversivos, sus padres "depravados" tratarían de inculcar. Quizás debido a eso en no pocos casos los infantes "apropiados" eran entregados a familias respetables, sanas que tenían dificultades para tener descendencia o eran familias cercanos a los aparatos represivos. Conviene subrayar que los militares se apoyaron en una práctica difundida previamente en Argentina ¿Cuál? Las dificultades legales que implican tomar infantes en adopción - en ocasiones se demoran varios años los tramites- se desarrolló -y desarrolla- una práctica ilegal de robo y adopciones de bebes. Esto se constato al abrirse una institución para aclarar la identidad de ciudadanos con dudas respecto de su identidad nacidos durante entre los años de 1976 a 1983, lo insólito fue que sobre 5000 solicitudes de aclaración solo muy pocas (cerca de 50) correspondieron a infantes apropiados por los militares, una gran mayoría eran bebes apropiados y lanzados al mercado de la adopción ilegal que fomentaba y fomenta la legislación burocrática y extenuante vigente en ese materia.

¿Pertenece esta experiencia al campo del análisis, del diván?

La literatura analítica lacaniana, en algunas de sus versiones, transmite que solo sería territorio del análisis lo que ocurre en un consultorio donde un analizante se dirige a un analista, así lo ocurrido fuera de esa escena no sería tema de análisis. Ante esto se levanta una objeción: si el análisis es un acto de palabras, de lenguaje, de afectos, de sensibilidad, de sensualidad que viven de manera distinta los dos componentes del análisis: el analizante y el analista ¿Quién puede establecer una topología de la esfera que separaría adentro/afuera sin torsiones que articulan una con la otra?

Esa topología esférica "objeta" la experiencia de Luis Alberto Quijano(h) como siendo un tema del análisis ¿Debido a qué causa? Él no se ha dirigido a ningún analista, no ha concurrido a ningún diván para formular sus cuestiones, en particular su testimonio sobre su padre. Álvaro García Linera, vice presidente de Bolivia aclaró una cuestión singular: "Quien administra el sentido común monopoliza la política", nos permitimos modificar un poco la frase ¡Quien administra el sentido común monopoliza la tontería de los pre y perjuicios en la practica y la teoría del análisis! ¡Qué raro! Los llamados casos de psicosis -locura si ustedes quieren decía Lacan- ponen en marcha un análisis partir del...deseo del analista (Cfr.: Abel Langer en Los nombres de la locura. Cervantes, Freud, Lacan...)

Un deseo es puesto en marcha debido a que el cuerpo del analista es producido como siendo afectado por los decires de otros cuerpos. Lacan precisaba " ...en mayo de 1968 que comprendí por qué había hecho esta Proposición en octubre de 1967. Ustedes lo ven, si la hubiera hecho en mayo de 1968, se hubiera dicho: “ha sido inducido”. No soy inducido. Nunca soy inducido. Soy producido" (2/11/1973) Esta operación se reitera de múltiples formas en el inicio y la continuidad de cada experiencia: el analista es afectado por el decir del analizante, su cuerpo registra ese decir y así, en ocasiones, ambos lanzan y sostienen un análisis. Freud a su manera fue afectado por el decir Schreber; Lacan resultó afectado por lo que mostraba la que llamó "Aimée". La teoría del análisis, una forma de cura, se despliega a partir de las experiencias que le ofrecen las artes, la literatura; estas experiencias están dotadas de una topología en que el adentro está afuera, y el afuera está dentro, baste que cualquier analista recuerde el colectivo que forma parte de cada uno de los sueños que le narran. El colectivo no es nada sino que es el sujeto o el tema de lo "individual" (Lacan, Escritos, 1966)

Luis Alberto Quijano(h) con su experiencia pone un punto y aparte a ese debate pues él debió enfrentar una objeción semejante a la que sostienen ciertas posturas del análisis ¿Cuál?

" Declaró hoy Luis Alberto Quijano, el hijo del represor Luis Cayetano Quijano. No testimonió contra su padre, porque el Código Penal impide hacerlo en contra de un familiar directo. Pero sí contó sobre los delitos que vio o supo a través de su progenitor y de sus cómplices. “Ellos eran los dueños de la vida, la seguridad y de los bienes de la gente”, dijo. “Estoy más liviano, lo único que dije es la verdad”, dijo a Infojus Noticias, al salir de la sala de audiencias. La fiscalía y las querellas coinciden en que fue otra víctima de su padre" (Cfr.: http://www.infojusnoticias.gov.ar/provinciales/escuchaba-casetes-que-me-daba-mi-padre-con-grabaciones-de-tortura-2888.html )

A esas objeciones Luis Alberto responde en los interrogatorios de la justicia. Su testimonio fue solicitado por la querella y la fiscalía federal de Córdoba. Ya había declarado el 29 de febrero de 2012 en la etapa de instrucción, ante la fiscal Graciela López de Filoñuk, pero en aquél momento narró también los crímenes de su padre, un criterio que hoy descartó el tribunal: por la prohibición del Código Penal de declarar en contra de un familiar directo, debió circunscribirlo a los hechos en los que podía contar sin involucrarlo [se trata de salvar al padre a como de lugar, es una forma de ley paterna], sí se aceptó que nombrará a sus cómplices.

Se le solicito a Quijano(h) que enumerara a los hombres que cumplían en el destacamento tareas administrativas y operativas:

Los administrativos eran el teniente coronel Oscar Bolacini, a quien yo le decía tío, el suboficial mayor Aguila, del cual dependía, el oficial mayor (Hermes) Rodríguez, al que le decían el ‘Salame’” ejemplificó. Después nombró a quienes salían a secuestrar y torturar: “Jorge ‘Sordo’ Acosta, Héctor Vergés que yo lo conozco como Trinyti, ‘Luisito’ Manzanelli, Quequeque (José Hugo Herrera), (Arnaldo José) ‘Chuby’ López, Texas (Elpidio Rosario Tejeda), (Saúl) el ‘Nnegrito’ Pereyra, el Yanqui (Ricardo Luján), Dietrich (sin sobrenombre), ‘Fogonazo’ (Ricardo Lardone), Yáñez, un operador de Comunicaciones”.

Este es otro fragmento del interrogatorio:

Alberto Luis Quijano(h), aclaro -Pero del grupo OP3, mi padre era el más operativo .
Jueces -Olvídese de la presencia de su padre- le pidió el presidente
del jurado.
Alberto Luis Quijano(h) se defendió -Yo tengo que decir la verdad
de cómo me enteré. (Cfr: el link anterior)

Un poco más adelante, consigna la revista jurídica :

                    Más tarde, el propio Quijano quiso explicar su dificultad para
                    ignorarlo. “No puedo declarar en contra de mi progenitor,
                    pero en varias ocasiones mi padre me amenazó con una arma,
                    y yo fui obligado a hacer todo esto ¿Qué pasa con la hija que
                    fue violada por su padre? Lo puede denuncia
r”.

El presidente del Jurado Jaime Díaz Gavier le dijo que podía hablarlos en cualquier ámbito. Y le aclaró: “Pero no en éste"(Cfr.: link anterior)

Este es el momento para escuchar el testimonio de Luis Alberto Quijano sobre sus motivos, sus razones, sus formas de vivir eso que llevó a cabo al testificar contra contra su padre. Él estableció: Cómo ese es mi padre, lo denunció. Su testimonio es un entramado de real, de simbólico, de imaginario, en que cada uno de esos registros solo adquieren lugar allí, no lo traen ya construido desde fuera, no responden a un real, a un simbólico, a un imaginario Prêt-à-porter, construidos en serie, se elaboran, se anudan allí ¿Estará prohibido dejarse tomar, dejarse producir como analista de ese anudamiento de múltiples elementos? Un tejido en que cada hebra no domina o predomina o determina a ninguna de las otras, están juntas pero no revueltas sin dominarse unas a otras.

Aquí están una serie de breves vídeos en que Luis Alberto Quijano (h) da su testimonio haciendo una subversión contra el padre, sin dejar de incluir a su madre, subversión que lo alcanza como hijo.



Aquí el último vídeo:




Estas notas tratan solo de formular algunas cuestiones, las publicó para dialogar con otros respecto de las mismas.

domingo, 21 de agosto de 2016

Grabación taller: ...objeto abyecto del deseo racista


Aquí está la grabación del  primer fragmento del taller ¿Cómo se fabrica el objeto abyecto del deseo racista? que se llevó a cabo el 20/08/2016

Este es el segundo modulo del taller:





Este es el tercer modulo del taller:

viernes, 12 de agosto de 2016

Acontecimiento Hebe, un acto advertido,@sladogna

                          
                                      Con las nuevas madres y abuelas argentinas ha vuelto a ocupar la                                    escena política esa primera mujer-madre corporal, gozosa y generosa,                                que todos –hombres y mujeres– hemos tenido para poder llegar a la                                 existencia y ahora a la vida política de la que el terror de Estado nos                               había distanciado. Es nuestro propio fundamento más hondo el que ha                                    reverdecido con ellas. Quizá la política necesite ahora el apoyo de todos                              nosotros desde más adentro y desde más abajo. Porque Cristina                                     Fernández-Kirchner ha prolongado y asumido como mujer-madre, y con el                          hombre que fue su marido, un nuevo modelo social de pareja política. No es                       poco para recuperar el origen materno del imaginario colectivo que busca una                    sociabilidad distinta. De todos modos, habremos ahondado un lugar nuevo y                              más fuerte si, para defendernos, la defendemos: no nos queda otra. Y no he                  sido ni soy, por eso, “kirchnerista” (León Rozitchner en Un nuevo modelo de                      pareja política, filósofo)

Hebe de Bonafini realizó - jueves 4 de agosto del 2016- un acontecimiento: llevó a cabo un pasaje al acto advertido ¿Cómo?  Con su cuerpo le dijo “No” al sistema jurídico. A ese sistema que la amenazó con una presentación forzada para que declare en la causa de “Sueños compartidos”. Ese mismo día el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ordenó allanar la sede la Fundación y dio a entender, en el atardecer, que lanzaría una orden de detención por “rebeldía” ¡Rebeldía! ¿Rebeldía? ¡¡¡¿…?!!!

Cómo es posible que se pretenda sostener el adjetivo de “rebeldía” o de “rebelde” para calificar o recibir el acto de una mujer, que como madre, no practicó nunca la rebeldía. Hebe de Bonafini practicó, en cada ocasión, la subversión. Si, la subversión, término empleado por la dictadura cívico-militar-religiosa que al decir que combatía a la subversión azoló la Argentina  desde  el 24 de marzo de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983. Esa dictadura hizo desaparecer a dos hijos de Hebe  de Bonafini y a muchos más hij@s de otr@s mujeres, esas hijas e hijos secuestrados, desaparecidos, muertos, asesinados en supuestos combates fraguados recibían el calificativo de subversivos, no eran calificados de “rebeldes”.


Hebe de Bonafini comenzó sus acciones subversivas hace ya cuarenta años que se cumplirán esté jueves 11/08/2016, cuarenta años con su acciones subversivas al dar vueltas en la Plaza de Mayo frente a la Casa Rosada – color de la vergüenza- para reclamar, mostrar, denunciar el secuestro, la desaparición de sus hijos. Marchaban colocando en acto sus cuerpos ante el conjunto de la barbarie que impuso la Dictadura cívico-militar. Hebe realiza una acción performativa toma el adjetivo empleado por la dictadura, como u  guante, hace aparecer con honor otra faceta: el acto subversivo advertido. En épocas de la dictadura los grupos  de estudios de psicoanálisis, espacios que fueron un refugio para muchos militantes, tomaban sus precauciones con no proponer en sus bibliografía “Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano”, en Escritos I.( Siglo XXI. México, 1979, T.1)

viernes, 1 de julio de 2016

Extracción de piedra o castración nenúfar de la lujuria


Jacques Lacan en la versión del Estadio del espejo... de 1949, publicada en los Escritos 1, lee las pinturas del Bosco:  "Este cuerpo fragmentado, término que he hecho también aceptar en nuestro sistema de referencias teóricas, se muestra regularmente en los sueños, cuando la moción del análisis toca cierto nivel de desintegración agresiva del individuo. Aparece entonces bajo la forma de miembros desunidos y de esos órganos figurados en exoscopia, que adquieren alas y armas para las persecuciones intestinas, los cuales fijó para siempre por la pintura el visionario Jerónimo Bosco, en su ascensión durante el siglo decimoquinto al cenit imaginario del hombre moderno. Pero esa forma se muestra tangible en el plano orgánico mismo, en las líneas de fragilización que definen la anatomía fantasiosa, manifiesta en los síntomas de escisión esquizoide o de espasmo, de la histeria...". Nos queda, entre otros, un interrogante ¿Qué trata de señalar Lacan al indicar que la pintura visionaria de Jerónimo Bosco estaría "en su ascensión durante el siglo decimoquinto al cenit imaginario del hombre moderno"?
Luego, Jacques Lacan, en sus Escritos 1, en artículo de La agresividad en psicoanálisis vuelve sobre la obra del Bosco: " Hay que hojear un álbum que reproduzca el conjunto y los detalles de la obra de Jerónimo Bosco para reconocer en ellos el atlas de todas esas imágenes agresivas que atormentan a los hombres. La prevalencia entre ellos descubierta por el análisis, de las imágenes de una autoscopia primitivas de los  órganos orales y derivados de la cloaca ha engendrado aquí las formas de los demonios. Hasta la misma ojiva de las angustias del nacimiento se encuentra en la puerta de los abismos hacia los que empujan a los condenados, y hasta la estructura narcisista puede evocarse en esas esferas de vidrio en las que atan cautivos los copartícipes agotados del jardín de las delicias."

Ahora aparece un detalle ya no se trata de la extracción de la piedra de la locura, operación que en el cuadro se presenta como siendo un estaba, el médico del embudo llevan en su ropa la piedra que luego tratará de mostrar como habiendo sido extraída; su operación extrae un nenúfar -según esta versión; o un tulipán -según otra versión fílmica de la misma curadora de arte. De todas formas queda claro un componente interesante se trataría de la castración de la lujuria, solo que así se revela que esa castración es una "operación" del orden de un estafa. La lujuria no sucumbe ante esa castración. Añadimos, si se tratase de un tulipán , la estafa que muestra la imagen del espejo que está en el centro del cuadro,no es ajena a la aparición de los tráficos bancarios que el capitalismo requiere para instalarse y al mismo tiempo el comercio del tulipán generó la primer burbuja financiera del sistema capitalista. Es decir, las extracciones de la lujuria son quizás en aquellos momentos y en los actuales afectos que el capitalismo trata de descodificar y re codificar,  tragarlo y convertir, esos afecto lujurioso en un plusvalor, aún no lo ha logrado.

            

jueves, 30 de junio de 2016

Taller: El desliz no es inconsciente @sladogna


Esta es la sesión del 16/11/1976 del seminario, El fracaso del Un-desliz es el amor. A la manera de Jacques Lacan, seminario oral de 1976/1977  . Procederemos a leer en voz alta junto con otros, compartiendo la ignorancia que las formulaciones de Lacan producen ¿Para qué este ejercicio? Al leer en voz alta trataremos de localizar cuales son las propuestas de diversas formas de análisis implicadas por que el desliz no es inconsciente. El taller se realizará el 23/07/2016, a las 17 horas de Argentina/ 15 horas de México, vía un salón Internet, la participación en los gastos es de 8 U$A - su equivalente en la moneda nacional de cada participante. Interesados escribir a : sladogna@gmail.com  

El fracaso del Un-desliz es el amor[1]
(a la manera del Seminario de Jacques Lacan)[2]

jueves, 16 de junio de 2016

Tiqqun: Identidad juego, santidad, tragedia



¿Por qué subir este texto del colectivo tiqqun ? En primer lugar, una coincidencia algunos decidimos participar de una conversación que se lleva a cabo en Buenos Aires los días sábados a las 17,30 horas puntuales. Practica interesante, rara, varios de los presentes no teníamos encuentros previos, se presentó un efecto con afectos: la conversación se desplegó entre amigos que no se conocían y eso no fue un obstáculo, por el contrario fue un componente un intensivo para dialogar, conversar entre amig@s. El tema de la conversación fueron las formas de abordar las vibraciones desatadas por: “A nuestros amigos” -texto del partido imaginario tiqqun- ¡Conversan amig@s sin conocerse! El texto formula: una de las formas de la amistad se da entre quienes no se conocen. Esa coincidencia la descubrí ya bien iniciado el encuentro. Acoto: Esa forma de amistad suele organizar cada análisis, sesión por sesión: se encuentra el analizante con el analista sin conocerse y gracias a eso son amigos que navegan al compás de las olas de subjetividad de la vida cotidiana.

Otra razón para subir el texto es que recibí  (30/05/2016) el argumento de una actividad de la elp que se desplegó el 4 y 5 de junio del 2016, su tema es el siguiente:  Cercles et Lignes de Sorciéres Le Signe Coyote –traducción salvaje y aproximada, a mi cargo: “Círculos y líneas de brujerías. El signo coyote”). Su argumento descansa en varios textos, entre otros cita “Teoría del Bloom” del partido imaginario, tiqqun. Celebro que en la elp  vari@s  miembr@s nos acercamos a tientas –por suerte- a las formulaciones de ese colectivo, así de como de otros. Se trata de dar lugar al concepto del colectivo para acabar con los prejuicios que pesan sobre él en la teoría del análisis (Freud, Klein, Lacan...) Un colectivo que no es nada sino el tema de lo individual, decía Lacan (Cfr: Alberto Sladogna en  http://www.escucharte.info/2016/05/resistir-es-un-acto-sladogna.html) .

Estos acercamientos dan pasos temerosos ante la novedad, de salir de las luces que impusieron a ciertos aspectos del psicoanálisis el poder “único” del Siglo de Las Luces.  A Lacan en las primeras ediciones de sus Escritos en castellano se lo presentó como siendo un representante del “Siglo de Las Luces”. Una presentación que hipotecó e hipoteca la lectura de ese  y otros textos de Jacques Lacan. Clinic Zone se propone interrogar el signo a partir de las prácticas de las brujas, de la brujería para ello toma el siguiente fragmento de “Teoría del Bloom”:

“…el Bloom es primeramente sólo una hipótesis, pero es una hipótesis que se ha vuelto verdadera: la “modernidad” la ha realizado; una inversión de la relación genérica se ha producido efectivamente en ella. El ser comunitario que, en las sociedades tradicionales, se afirmaba, además de como hombre privado, como hombre singular, se ha vuelto para sí mismo un hombre privado que se afirma, además de como ser comunitario, como ser social.”

Aquí el texto integral, Teoría del Bloom, escrito por el partido imaginario, tiqqun